Una exposición sobre la locura muestra un cuadro inédito de Hitler